No hay nada mejor para sobrellevar un día caluroso de verano que disfrutar de la piscina o de la playa. En muchas ocasiones la mejor opción para no romper tu alimentación equilibrada o tu economía es llevar la comida preparada. Pero cuidado, porque tanto calor y humedad puede ser una fiesta para las bacterias que nunca se van de vacaciones.

Las toxiinfecciones alimentarias pueden arruinarte desde una tarde o una noche hasta más de una semana de tus días de descanso, por no hablar de los peores casos donde las complicaciones puedan provocar hasta la muerte. Todos los años mueren personas por toxiinfecciones alimentarias. Puedes hacer la prueba buscando noticias en cualquier buscador de internet “muere por una toxiinfección alimentaria”.

Para evitar estos problemas es muy importante prestar mucha atención a la comida que vamos a llevar con nosotros, así como la manera de mantenerla en una temperatura optima hasta la hora de comer. Hay otros factores importantes como la temperatura del coche o transporte y el tiempo que pasa desde que sacas el alimento del frio hasta que lo vas a consumir.

Atención a los alimentos que utilizamos

No todas las sustancias son igual de sensibles a la hora de estropearse ante el calor y la humedad. Lo mejores son aquellos que no tienen una gran cantidad de agua como por ejemplo los frutos secos, pan tostado o fruta deshidratada. Pues a mayor cantidad de agua más fácilmente se pueden reproducir las bacterias. La temperatura también es un factor muy importante, pues si el alimento aumenta unos grados más de la cuenta puede pasar a estar en unas condiciones ideales para la reproducción de los patógenos. Un claro ejemplo de alimento que debemos evitar a toda costa en la playa es la mayonesa, pero también con las tortillas que no estén bien cuajadas o carnes que no estén bien cocinadas, como por ejemplo hamburguesas que se quedan medio crudas en el interior.

Las bolsas térmicas o neveras de playa son una buena opción para conservar los alimentos siempre y cuando seamos capaces de mantener la temperatura adecuada durante el tiempo necesario. La temperatura de mantenimiento de los alimentos ha de ser parecida a la del frigo que tenemos en casa, es decir 8 grados aproximadamente. De esta manera, si hacemos las cosas bien podemos disfrutar de comida y bebida muy refrescante además de segura.

También es importante evitar comida tanto abundante como difícil de digerir, ya que el cuerpo puede estar muy activo eliminado el exceso de calor que se suele darse en esta época del año y más cuando nos exponemos al sol. Por este motivo debemos evitar sobrecargarlo más con una digestión demasiado pesada.

Verduras y hortalizas frescas

Lo ideal es comida ligera y refrescante que te ayude a tener bienestar y sobre todo no olvidar los alimentos y bebidas hidratantes ya que la exposición solar nos deshidrata. Lo mejor es beber agua no excesivamente fría, pero también podemos tomar sandía, melón, gazpacho, limonada casera o té frio casero. Si bien pensamos que una cerveza fría nos sienta genial en la playa, la realidad es que el alcohol deshidrata por lo que no es la mejor opción para mantener el cuerpo en una situación óptima en la playa.

La mejor opción es preparar raciones con gran cantidad de verduras y hortalizas frescas, pues te ofrecen agua, minerales y vitaminas que te ayudarán a reparar la agresión solar. Para que puedas tener algunas ideas te dejamos unas cuantas propuestas más allá del típico bocadillo.

Propuestas para picnic de playa

Ensaladas de playa

-Espinaca fresca con queso feta, garbanzos cocidos, nueces y fruta de temporada

-Variada con pasta y ahumados

-Variada con patata cocida, atún y huevo duro.

-Judías verdes, cebolleta, pollo y mozzarella

-Variada con lentejas pardinas y picatostes de pan tostado

-Murciana (tomate, cebolla, oliva negra, huevo y atún)

-Variada con pulpo, patata y aguacate

-Tomate con bonito

Platos preparados para la playa

-Cous cous con cebolla, canónigos, pollo, mango y menta

Arroz con garbanzos y calabaza cocida

-Cous cous con pimiento, zanahoria, atún y gambas

-Quinoa con tomate, cebolla, edamame, salmón ahumando y almendras laminadas

-Arroz 3 delicias

-Arroz con picadillo de pimiento, cebolla y boquerones en vinagre  

-Hummus de garbanzos con tiras de zanahoria y apio

-Garbanzos con verduras y quinoa

-Ensalada variada con arroz y lentejas

-Pasta con vegetales y guisantes 

-Pasta al pesto con queso fresco

-Patatas al vapor con verduras y pollo

-Patatas al vapor con pulpo 

-Gazpacho andaluz con huevo duro, jamón serrano y verdurita cortada

-Tabule con verduritas y algo de proteína ( pollo, atún , queso…) 

Lo ideal es alinear estos platos de manera saludable, es decir con aceite de oliva, especias, vinagre de manzana o limón. Si quieres añadir salsas lo ideal es comprar monodosis que puedas abrir directamente antes de comer.

Y para aquellos que prefieran el típico bocadillo, os dejamos unas cuantas ideas de bocadillos saludables que incluir en un picnic. Recordad que es fundamental elegir un pan saludable.

Bocadillos

  • Pimiento de piquillo con atún
  • Rúcula con tomate y queso curado
  • Tomate, aguacate y pollo
  • Humus, tomate, lechuga y brotes
  • Lomo o jamón serrano con tomate, espinacas frescas y queso parmesano