El descanso y su relación con la perdida de peso

La alimentación juega un papel fundamental dentro del descanso.

Dormir menos de 7 – 8h a diario o el estrés puede afectar a la pérdida de peso e incluso a mantener un peso saludable debido a la alteración del cortisol. Se altera nuestro sistema hormonal, incrementando la ingesta a lo largo de día y haciendo elecciones menos saludables.

Según el Observatorio global del sueño:

“Una rutina de ejercicio regular aporta beneficios como reducir el estrés, aumentar la alerta durante las horas activas y promover un sueño saludable. Está probado que algunas modalidades como el cardio, el entrenamiento de fuerza y los estiramientos o yoga ayudan tanto a dormir más rápido como a mejorar la calidad del descanso.”

Observatorio global del sueño

Entonces movernos en nuestro día a día y la práctica de ejercicio físico no solo tiene beneficios en nuestra composición corporal, también nos aporta beneficios psicológicos tanto a corto como a largo plazo.

Según la OMS, debemos alcanzar los 10.000 pasos diarios. Cuando no llegamos en nuestro día a día a estos pasos es cuando se considera que llevas un estilo de vida sedentario.

Además de caminar diariamente, debemos incluir ejercicios más intensos al menos 2-3 veces por semana para mantener o incluso aumentar la masa muscular y aparezca un estancamiento o el llamado efecto rebote si nuestro objetivo es perder peso.

“El papel que juega el descanso en nuestra vida es fundamental. Dormir de forma adecuada nos ayuda a afrontar el día con energía.”

La importancia de la alimentación para dormir mejor

Un consejo fundamental es aprender a manejar las cantidades. Es mejor usar platos de pequeño tamaño para controlar mejor las raciones. Si sobra comida, es mejor guardarla para otro momento, no repetir y menos si te has quedado satisfecho.

De echo, cuando ingerimos una gran cantidad de comida es común sentirnos cansados y con baja energía. Esto es debido a que nuestro cuerpo manda una concentración mayor de sangre en nuestro estomago para realizar la digestión.

Uso de sal y especias: las especias como el orégano, romero, albahaca, curry, ajo en polvo… son muy buenas alternativas al uso de la sal, ya que no se debe abusar.

“Es recomendable saber manejar las cantidades de alimento que ingerimos en una comida.”

Belén Ortuño

Dormir mejor gracias a una alimentación saludable

Cada plato principal debe tener una estructura que nos asegure el aporte de los nutrientes que necesitamos.

Proteínas

siempre debemos añadir proteína de calidad, cuya fuente son los huevos, legumbres, carne y pescado tanto blanco como azul.

  • Carnes: priorizar carnes magras como aves y conejos y menos frecuente consumir cortes magros de ternera o cerdo.
  • Debemos revisar el % de carne que llevan los embutidos en la etiqueta, intentando consumir aquellos que tengan más de un 90%.
  • Huevos: se pueden tomar a diario eligiendo la categoría 0 o 1.
  • Legumbres: son una excelente fuente de proteína vegetal y se deben consumir al menos 2-3 veces por semana.
  • Pescado: consumir tanto pescado blanco como azul.
  • Frutos secos: también nos aportan proteína, fibra y grasas saludables, se deben consumir siempre crudos sin sal.
  • Bebidas vegetales: siempre que no lleven azúcares añadidos, controlando el porcentaje de materia prima que conlleva y pueden tener vitamina D como suplemento.

Hidratos de carbono

Debemos priorizar, de este grupo, los vegetales, por su gran aporte de agua y fibra, su densidad nutricional y bajo aporte calórico. También debemos incluir, según nuestras necesidades energéticas, hidratos de carbono complejos (cereales integrales, tubérculos…).

Conjunto de alimentos saludables

Grasas

Debemos incluir grasas de calidad en nuestra alimentación, ya que es una fuente excelente de energía y tiene efecto protector frente a enfermedades cardiovasculares. Además, su densidad calórica tiene efecto saciante, lo que puede resultar beneficioso para la pérdida de peso.

Consumo de agua

El agua debe ser la principal fuente de hidratación. No es necesario consumir una cantidad específica (depende de las necesidades de una persona). Un buen indicador de que estamos bien hidratados es que la orina sea casi transparente.

Se recomienda beber agua junto a las comidas y entre ellas, además. recomendamos evitar beber bebidas azucaradas (zumos, refrescos…) y alcohol (o limitarlas al máximo posible).

En nutrysalus te hablamos del papel del descanso y de recomendaciones de alimentación que te ayudarán a mejorar distintos hábitos en los que quizás nunca pensaste.