OLIGOELEMENTOS

Dentro del grupo de los micronutrientes también podemos encontrar a los oligoelementos. Son aquellos micronutrientes esenciales para el desarrollo y crecimiento del organismo, auqnue se encuentran en cantidades insignificantes, por lo que para evitar carencias es necesario un aporte exógeno. Este grupo lo forman el hierro, yodo, zinc, cobre, selenio, flúor y el cromo.

Hierro

La absorción del hierro se produce fundamentalmente en el duodeno, siendo el que proviene de fuentes de origen animal el que mejor absorbemos. Existen diversos factores que aumentan e influyen en su absorción como la vitamina C, la presencia de aminoácidos, los azúcares, el pH gástrico. Los principales depósitos de hierro son el hígado, la médula ósea y el bazo. El hierro se encuentra presente tanto en alimentos de origen animal como en los de origen vegetal. Los alimentos de origen animal que más hierro contienen son el hígado, la carne y el pescado. En cuanto a los alimentos de origen vegetal, podemos encontrar hierro en verduras, legumbres y frutos secos.

Existen ciertas épocas en las que las necesidades de hierro aumentan, como la infancia o el embarazo. Durante los 6 primeros meses de vida, la lactancia materna, debido a su alta biodisponibilidad en la leche materna, se considera la mejor manera para la prevención del déficit de hierro.

Yodo

El yodo se abrosbe en el intestino delgado una vez que se ha convertido en yoduro. Se almacena principalmente en la glándula tiroidea.  Podemos encontrar el yodo en gran cantidad de alimentos, aunque son los de origen marino los que tienen mayor contenido, como el marisco o las sardinas. También contienen yodo la carne y algunos vegetales, lácteos y cereales. La leche materna también es una fuente rica en yodo.

Su función principal es la síntesis de hormonas tiroideas, también interviene en procesos de crecimiento celular.
El déficit de yodo causa cretinismo, producido por la deficiente producción de hormona tiroidea en la etapa fetal, lo que causa un retraso en el crecimiento y problemas neurológicos.

Cromo

Este oligoelemento se absorve en el yeyuno y se elimina por la orina. No existen alimentos que tengan alto contenido en cromo pero podemos encontrarlo en cantidades normales en carne, fruta, verdura y cereales. Los azúcares refinados aumentan su eliminación.

Su déficit se puede  manifestar clínicamente con trastornos del crecimiento. También provoca resistencia a la insulina y eleva los triglicéridos y el colesterol. Los bajos niveles aparecen en casos de desnutrición y síndromes malabsortivos.

Cobre

El cobre se absorbe en el intestino delgado. Es transportado a través del torrente sanguíneo hasta alcanzar el hígado, cerebro, corazón y riñones; zonas del organismo donde se concentra la mayor cantidad de cobre. Se elimina tanto por la orina como por la bilis.

Es un micronutriente fundamental para el funcionamiento de las enzimas necesarias para procesos metabólicos que son vitales, como la mineralización ósea o el proceso de coagulación.Son las vísceras, como el hígado y el riñón, frutos secos, como las nueces, legumbres, cereales y chocolates son algunos de los alimentos que poseen un alto contenido en cobre. La biodisponibilidad de este oligoelemento disminuye si se acompañan de abundantes cantidades de fibra.

Un déficit de cobre  puede desarrollar osteopenia, retraso psicomotor, neutropenia…

Zinc

El zinc se absorve en el yeyuno y en el colon hat almacenarse en el sistema músculo esquelético. También tiene un papel muy importante en el hígado. Podemos encontrar zinc principalmente en la carne, el pescado y lácteos aunque también está presente, aunque en menor cantidad, en cereales y legumbres. Se excreta por las heces y en menor cantidad por la orina.

Cuando existe déficit de zinc aparece alopecia, anorexia, retraso en el crecimiento, hipogonadismo… Este déficit aparece por un aporte insuficiente, sobre todo en dietas veganas que no son pautadas correctamente. También existe déficit en situaciones como malabsorción intestinal.

Selenio

El selenio se almacena en todo el organismo. Obtenemos selenio con el marisco, la carne, el hígado, los cereales y lácteos.  Su principal funcioón es, junto con la vitamina E,  participar en la eliminación de radicales libres y peróxidos del organismo. Desempeña también un papel importante en el metabolismo de las hormonas tiroideas.
Aunque es raro presentar déficit de selenio, cuando hay niveles bajos de este oligoelemento pueden aparecer alteraciones cardíacas en la edad pediátrica. Aquellos pacientes más susceptibles de presentar un deficiente aporte de selenio son los que presentan síndrome malabsortivo, o errores innatos del metabolismo como fenilcetonuria…

Fluor

El flúor se absorbe en el estómago y en el intestino delgado para distribuirse principalmente en el hígado, el tejido óseo y el dentario. Podemos encontrar flúor en el té y el pescado, aunque también puede encontrar en la carne y la verdura. Su absorción disminuye si se consume con alimentos ricos en calcio.

Su principal función es prevenir la caries, inhibiendo el metabolismo de bacterias patógenas y remineralizando el esmalte. También interviene en la minerilazión ósea. Cuando hay niveles bajos de flúor existe una mayor predisposición para desarrollar caries dentales.