Llevar una dieta saludable durante el embarazo es importante ya que influye de manera positiva tanto en el bebé como en la madre. La gestación y los primeros años de vida son periodos críticos para el ser humano, ya que se establecen bases moleculares, genéticas y metabólicas que condicionarán el desarrollo o no de ciertas enfermedades. La dieta durante el embarazo ha de cumplir las necesidades nutricionales de la madre y también del bebé.

¿Cuánto peso se debe ganar durante el embarazo?

La ganancia de peso variará dependiendo del peso de la mujer previo al embarazo.  Durante esta etapa NO DEBE haber restricción calórica puesto que no es un momento para pérdida de peso, tampoco en mujeres con obesidad o sobrepeso. Sí se debe llevar un estilo de vida saludable y adecuada alimentación para evitar una ganancia de peso excesiva.

SUPLEMENTACIÓN: (siempre pautada por profesionales de la salud):

  • ÁCIDO FÓLICO: previene defectos en el tubo neural (espina bífida y anencefalia).
  • HIERRO: para prevenir anemia y déficit de hierro.
  • YODO: para prevenir déficit en mujeres que viven en áreas con riesgo de déficit, que no consumen sal yodada o que presentan alta prevalencia de cretinismo.
  • VITAMINA D: parece tener posibles efectos beneficiosos (reduce el riesgo de preeclampsia, bajo peso al nacer y nacimiento pretérmino) pero se necesitan más estudios para confirmar la necesitad de esta vitamina durante el embarazo.
  • CALCIO: en mujeres con riesgo de preeclampsia.
  • ZINC: cuando hay déficit o riesgo de déficit.
  • VITAMINA A: cuando hay déficit, riesgo de déficit o infección de VIH.
  • REMEDIOS A BASE DE PLANTAS: existen pocos estudios que hayan evaluado su eficacia e inocuidad por lo que se recomienda NO CONSUMIR extractos de plantas durante esta etapa.

NÁUSEAS: es muy importante asegurar el aporte de nutrientes suficiente, ya que debido a las náuseas y vómitos puede haber pérdidas de los nutrientes. Existen algunos trucos para evitar las náuseas, aunque dependen de cada mujer, como tomar líquidos fríos en vez de calientes, masticar bien y comer lentamente, comer más veces al día en menor cantidad, hacer ejercicio físico…

ESTREÑIMIENTO: se produce porque la movilidad intestinal se ve reducida para mejorar la absorción de nutrientes. Durante el embarazo se recomienda aumentar el consumo de fibra. Podemos encontrar fibra en cereales integrales, verduras, frutas, hortalizas y legumbres. También es necesario beber agua.

Belén Ortuño.