Migraña y causas

La migraña puede desencadenarse por muchos factores como el estrés, alergias alimentarias provocando una respuesta inflamatoria del cuerpo, ciertos tipos de fármacos hipoglucemias, tener una mala higiene del sueño o factores hormonales como la menstruación. No obstante, las migrañas están muy relacionadas con un déficit enzimático. Se trata de la Diamino Oxidasa (DAO), es una enzima que se encuentra en el intestino delgado y se encarga de metabolizar la histamina. 

Déficit DAO

En una persona sana la histamina procedente de los alimentos se metaboliza en el intestino y es eliminada por la orina. Las personas con un déficit de la enzima DAO no tienen capacidad para metabolizarla correctamente y se acaba acumulando en el organismo. Las principales causas por las que una persona puede tener un déficit de la enzima Diamino Oxidasa son las siguientes.

Genética. Es la causa más frecuente.

El consumo de medicamentos como analgésicos, diuréticos, expectorantes, mucolíticos, algunos tipos de antibióticos, antihistamínicos, antidepresivos y algunos tranquilizantes como el diazepam. 

Algunas enfermedades, sobre todo enfermedades inflamatorias intestinales como la enfermedad de Crohn.

Además de migraña, la acumulación de histamina en el organismo por un déficit DAO puede producir más síntomas como psoriasis, picores en la piel, edemas, dolor muscular, hinchazón abdominal, náuseas, mareos

No siempre que consumimos alimentos aparece una migraña, ya que no existe una relación temporal directa. La migraña aparece cuando la histamina se ha acumulado con el tiempo. Aun así, existen alimentos que contienen mayor cantidad de histamina y por eso se deben evitar. Estos alimentos son las conservas de pescado (atún, sardinas), la leche y el queso, productos vegetales fermentados como el chucrut, el alcohol (en especial cava y champagne), el vinagre, el marisco, los embutidos y algunos vegetales como la berenjena y las espinacas.

Por otro lado, existen alimentos que contienen otras aminas biógenas que pueden saturar a la enzima DAO y como resultado provoca una acumulación de histamina. Son alimentos como el chocolate, el aguacate, los frutos secos y cacahuetes, el tomate y la salsa de tomate, la cerveza y algunas frutas, como la naranja.  

Además de cuidar la alimentación, se recomienda no espaciar mucho las comidas, es decir, evitar el ayuno y también tener una correcta higiene del sueño.