La palabra proteína proviene del griego “proteion” que significa “lo primero” o “lo más importante”.

 

Aunque no siempre es cierto que cuanto más mejor su ingesta recomendada actualmente es de 1,2 a 1,4 g/kg de peso que podrá ser aumentado en caso de que por un alto nivel de actividad física  los requerimientos para la reparación muscular lo hagan necesario.

 

 

Principalmente las proteínas son necesarias porque:

 

  • Se necesitan para el crecimiento ya que no pueden ser sustituidas por los hidratos de carbono ni por las grasas que no contienen nitrógeno.
  • Fabrican tejidos del cuerpo, reparando el continuo desgaste que sufre nuestro organismo.
  • Aportan materias primas para la formación de jugos digestivos, hormonas, proteínas de la sangre y algunas vitaminas y enzimas.

 

 

Desde el papel de la nutrición deportiva la proteína es un nutriente importante, ya que contribuye a la energía consumida en reposo y en el ejercicio, permite reparar el músculo y las pequeñas roturas que se producen cuando entrenamos y ayuda a formar la masa muscular.

 

En España el consumo de proteína duplica las recomendaciones de cualquier organismo científico nacional o internacional. Además el 77% de proteína ingerida proviene de alimentos de origen animal siendo el grupo de alimentos cárnicos y derivados la primera fuente de proteínas. Este elevado consumo de proteína supone un riesgo para la salud como cualquier exceso.

 

Ante un aumento en el entrenamiento es recomendable ponerse en manos de un especialista para adaptar la alimentación a los requerimientos más beneficiosos para su salud.

 

En Nutrysalus le asesoramos sobre la opción más recomendable y beneficiosa para la práctica deportiva realizada.