Cada vez más personas tienen intolerancia a la lactosa, además, algunas personas que tienen intolerancia no saben que la tienen debido a que los efectos que surgen en el cuerpo humano a raíz de esta intolerancia pueden ser mínimos o “poco graves”. Por eso, también es importante saber cuales son los síntomas de intolerancia a la lactosa.

La lactosa

¿Qué es la lactosa?

La lactosa es un disacárido formado por la unión de una glucosa y una galactosa. La absorción de la lactosa se realiza en el intestino delgado, tras haber sido convertida en monosacárido gracias a una enzima llamada lactasa.

Leche y lactosa

La intolerancia a la lactosa

¿Por qué sucede?

Cuando se produce intolerancia a la lactosa es debido a que la lactasa no actúa y las moléculas de lactosa (glucosa y galactosa) permanecen intactas, por lo que las bacterias degradan las moléculas de lactosa produciendo gases y ácido láctico.

La intolerancia a la lactosa es más frecuente en personas adultas de lo que nos pensamos, tal es así, que aproximadamente de 30 millones de adultos en Estados Unidos tienen algún tipo de grado de intolerancia a la lactosa entre la edad de 20 años.

La intolerancia sucede cuando la lactasa no actúa y por lo tanto las moléculas de lactosa permanecen intactas

Dolor de barriga por intolerancia a la lactosa

Intolerancia a la lactosa según la raza humana

Es importante saber que la raza a la que pertenecemos juega un papel fundamental dentro de la intolerancia que podemos sufrir por la lactosa:

  1. La intolerancia a la lactosa se puede presentar con frecuencia a partir de edades tempranas (a partir de los 5 años) cuando se trata de personas de raza blanca. Esto es debido a que la edad aproximada en la que podemos dejar de producir lactasa es en esta edad.
  2. También puede darse de forma más temprana en personas afroamericanas.
  3. Esta intolerancia surge más comúnmente en personas de origen asiático, africano y nativo americano.
  4. Surge de una manera menos frecuente en las personas que tienen un origen europeo (ya sea occidental o del norte), aunque eso no exime de que pueda ocurrir.

Es curioso ver como la

Fuente: https://medlineplus.gov/

Síntomas de intolerancia a la lactosa

Poniéndonos brevemente un poco técnicos;

La lactosa y el ácido láctico son solutos osmóticamente activos, que retienen agua provocando una diarrea osmótica al producir el paso de agua a través de la luz intestinal.

La absorción insuficiente de lactosa suele asociarse con otros trastornos gastrointestinales, como el Síndrome de Intestino Irritable. Los efectos de padecer esta patología son diarrea, dolor, hinchazón abdominal o flatulencia que ocurre después del consumo de este disacárido. 

La intolerancia a la lactosa secundaria puede desarrollarse debido a una infección del intestino delgado, trastornos inflamatorios, infección por VIH o por desnutrición. En niños, suele darse por infecciones víricas o bacterianas.

Los síntomas principales son diarrea, dolor, hinchazón abdominal y/o flatulencia.

No a la lactosa si tienes intolerancia

¿Qué ocurre cuando consumimos grandes cantidades de lactosa?

Cuando se consumen grandes cantidades de lactosa, especialmente en personas que tienen poca enzima lactasa restante o que además presenta problemas gastrointestinales, se puede producir diarrea.

La lactosa puede actuar de forma osmótica y aumentar el agua fecal, además de proporcionar un sustrato para que las bacterias intestinales fermenten más rápidamente, dando lugar a hinchazón, flatulencia y cólicos. 

Si quieres saber sobre la osteoporosis y la importancia del calcio en nuestros huesos, haz click aqui

¿Cómo se diagnostica la intolerancia a la lactosa?

Se puede diagnosticar de dos maneras.

  1. Prueba de hidrógeno en el aliento anormal, donde el paciente recibe una dosis estándar de lactosa después de ayunar y se mide el hidrógeno en el aliento. Si la lactosa no se digiere en el intestino delgado, pasa al colon, donde fermenta por la microbioma intestinal a ácidos grasos de cadena corta, CO2 e hidrógeno. Este se absorbe en el torrente sanguíneo y exhalado a través de los pulmones.
  2. Prueba de intolerancia a la lactosa anormal. Se administra al paciente una dosis de lactosa y si tiene suficiente enzima lactasa, el azúcar en sangre se eleva. De lo contrario no se elevará porque la lactosa no se absorbe.

Acude a un medico si tienes estos síntomas de intolerancia a la lactosa

Tratamiento nutricional

El tratamiento requiere un cambio dietético. Se debe reducir o evitar el consumo de alimentos que contienen lactosa. No obstante, no siempre es necesario eliminarla de la dieta, ya que muchas personas que no digieren bien la lactosa, pueden tolerar cierta cantidad de lactosa sin síntomas importantes.

Es importante conocer el grado de intolerancia de cada persona para establecer unas pautas nutricionales adecuadas y evitar la sintomatología de la intolerancia. 

Si quieres indagar más a cerca de la lactosa y la intolerancia a la lactosa pincha aquí.

Los especialistas en nutrición de Cardiosalus pueden ayudarte a determinar si existe un problema y encontrar la mejor solución para tu caso.