El corazón ejerce presión sobre las arterias para que estas conduzcan la sangre hacia los diferentes órganos del cuerpo humano. Esto es lo que se conoce como presión arterial, cuando los niveles de presión arterial se elevan de forma continuada o sostenida, aparece hipertensión arterial.

¿Cómo prevenir y tratar la hipertensión?

Además de la edad, la diabetes, niveles elevados de colesterol y antecedentes familiares, existen otros factores de riesgo sobre los que podemos operar, como el estrés, la obesidad, la ingestión de alcohol, el tabaquismo, una dieta poco saludable, el sedentarismo y el abuso de sal.

Cambiar el estilo de vida es, en ocasiones, suficiente para mantener bajo control la presión arterial. Abandonar el consumo de tabaco, adoptar una dieta lo más saludable posible, hacer ejercicio regularmente, evitar el alcohol y tomar menos sal serían cambios indispensables.

El peso corporal también incide en nuestra presión arterial. Por cada kilo de peso que se pierde, se reduce la tensión arterial, tanto máxima como mínima, en un mmHg.

¿Qué tipo de alimentación debemos llevar?

EVITAR:
Sal y café
Conservas
Sopas de sobre
Zumos envasados
Pescados ahumados y secados
Moluscos y crustáceos
Charcutería, carnes ahumadas y curadas
Bebidas refrescantes
Fritos (snacks, bolsas de patatas….)
Condimentos salados
Aceitunas

CONSUMIR SIN SAL
Queso, mantequilla, requesón, frutos secos y pan.

SÍ:
Fruta entera natural
Verduras y hortalizas
Carne fresca
Huevos frescos
Aves frescas
Pescado fresco
Patatas
Legumbres
Harina y cereales integrales

En Nutrysalus disponemos de un equipo multidisciplinar formado de Nutricionistas, Enfermeros, Endocrinos, Cardiólogos y Expertos en medicina deportiva que te pueden ayudar tanto a prevenir como a resolver los problemas derivados de la hipertensión mediante pruebas diagnosticas, analíticas de control y planes personalizados de alimentación y ejercicio.